En Boyacá florecieron 17 variedades de papa ancestral.

Foto: G.I. Bioplasma, UPTC

Aquel producto campesino es inocuo, sostenible y competitivo.

Tunja, 18 de marzo de 2021. (UACP). De parcelas en Ventaquemada y Chiscas, germinaron 17 variedades de papa ancestral, que por poco quedan el olvido.

Todo comenzó con Tesoros Nativos, emprendimiento de Pedro Briceño, quien comercializa las más crocantes y exquisitas papas por medio de la marca Puras Andinas.

Fue en 2008, cuando Briceño vio una alternativa económica en el tubérculo de los variados sabores y colores, del cual abundaban sus variedades en el pasado; luego, unas desplazaron a las otras. Sin embargo, a la fecha Tesoros Nativos es responsable de la recuperación de, al menos 40 variedades de papa ancestral.

La iniciativa, valorada por el Sistema Departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación, fue vinculada al equipo ejecutor del proyecto ‘Implementación de procesos biotecnológicos y agrícolas para el cultivo de materiales limpios de variedades ancestrales de papa (solanum sp.) provenientes de los agro-ecosistemas de Boyacá’, financiado por la Gobernación de Boyacá, ejecutado por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, y supervisado por el MinCiencias. El municipio de Chiscas, la empresa Tesoros Nativos S.A.S y el Instituto Colombiano Agropecuario, desempeñaron el rol de entidades aliadas.

Bioplasma es el grupo investigador a cargo. Una vez analizado el material vegetal de Tesoros Nativos, avanzaron los respectivos estudios culturales y científicos. De esta manera seleccionaron 20 variedades de papa para sembrar en distintas parcelas y en distintos tiempos. Como resultado, 17 variedades permitieron consolidar una tabla nutricional que fortalece la labor de Tesoros Nativos y con esto a familias papicultoras de Ventaquemada y Chiscas.

“Este es un proyecto pionero en Colombia. Queremos lograr que las papas nativas sean incluidas en la alimentación de muchos hogares, pero también en muchos cultivos. Buscamos que las nuevas generaciones conozcan la comida ancestral”, declaró Pedro Briceño.

El establecimiento de cultivos comerciales de esas variedades, implicó su distinción, limpieza de patógenos y evaluación, persiguiendo el valor agregado.

Para alcanzar el objetivo, las investigadoras y los investigadores de Bioplasma, fundamentalmente recurrieron a biotecnologías de cultivo in vitro para la limpieza de plántulas, al uso de secuenciación GBS (Genotyping by sequencing) que individualizó las variedades, y a metodologías de caracterización taxonómicas, botánicas y de evaluación de variables de rendimiento en campo.

Según Zaida Ojeda, directora de la investigación, después de dos años de experimentos en laboratorio y en campo, “los hallazgos ofrecen aportes que sientan las bases de un conocimiento amplio sobre el cultivo, y que pueden ser usados para tomar decisiones y para la práctica”.

La Docente Investigadora, agrega que un modelo de trabajo cooperativo y articulado entre academia, comunidad, empresa y gobierno, propició la transferencia de tecnología en beneficio de familias productoras y de la conservación de los recursos genéticos de papa.

“Estamos listas para continuar con nuevos retos que nos ayuden a acercar la ciencia al territorio, como lo hizo el fundador de Bioplasma, José Pacheco Maldonado, a quien recordaremos siempre”, concluyó Ojeda.

El proyecto consiguió entonces, la descripción de 17 variedades tradicionales de papa, promoviendo los cultivos con alto potencial de tecnificación y comercialización, enfocados en la apertura de mercados que demandan productos con características organolépticas únicas (sabor, textura, olor, color o temperatura), como las que presenta el tubérculo.

Impactan la calidad de vida de las comunidades campesinas que participaron en talleres y días de campo para capacitarse en el manejo de materiales seleccionados de alto rendimiento, los resultados obtenidos.

Además, al conocimiento generado podrán acceder todas las personas. Los insumos también serán divulgados a través de artículos científicos publicados en revistas indexadas, relacionados con cada componente abordado: limpieza de material vegetal, caracterización molecular, agricultura de precisión y conocimiento etnobotánico.

Un catálogo con la descripción botánica, morfológica y de algunas características fisiológicas importantes desde el punto de vista del uso y aprovechamiento, con fines económicos y de conservación de las variedades de papa estudiadas, así como el audiovisual disponible en https://www.youtube.com/watch?v=z-JrSaZ0uho, y la página web y redes sociales de la Secretaría de Planeación del Departamento, son otros canales de difusión.

“Es un honor y un orgullo ser parte de las buenas nuevas de este proyecto, uno de doce, enmarcado en la Convocatoria 794 de Investigación y Desarrollo (I+D) de la estrategia Boyacá BIO. (…) Los resultados significan grandes experiencias y garantías. Sin duda la ciencia, tecnología e innovación es un baluarte para el desarrollo sostenible de Boyacá”, puntualizó Lina Parra, directora de Seguimiento y Planeación Territorial desde la Secretaría de Planeación de la Administración liderada por Ramiro Barragán. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos, Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo)

Gobernación de Boyacá

Dejar un Comentario

Follow by Email