Carlos Andrés Amaya Rodríguez retornó a sus labores hablando de paz

En  un colegio de Motavita, el primer mandatario se refirió a su recuperación, a la niñez, y a los acuerdos de La Habana.

Tunja, 26 de agosto de 2016.-OPGB-. Lleno de vitalidad, de pie, y con mucha emotividad, Carlos Andrés Amaya Rodríguez retornó a sus labores como gobernador de Boyacá, frente a un auditorio conformado casi en su totalidad por niños y algunos líderes comunitarios y sociales de diferentes municipios del Departamento.

El evento, que se desarrolló en la mañana de hoy, 26 de agosto, en la Institución Educativa Técnica Ambiental Sote Panelas del municipio de Motavita, marcó el regreso de Amaya Rodríguez a sus labores luego del accidente del 12 de julio del presente año.

En medio de una leve llovizna, el primer mandatario realizó algunos trazos del ‘Mural de la Esperanza’, el cual fue pintado en su mayoría por los niños y adolescentes estudiantes del centro educativo mencionado; al tiempo que recibió de manos de dos de ellos, el que denominaron el ‘árbol de la paz’.

El Gobernador se refirió a los días en que estuvo incapacitado, a la paz, a la niñez, e hizo un llamado a los integrantes del gabinete a redoblar los esfuerzos por el Departamento.

“Hoy es un día muy especial. Quise venir a este colegio porque creo profundamente en la educación. Sueñen niños, que cualquier sueño se puede alcanzar”, manifestó el Mandatario, al tiempo que le dio gracias a Dios por “volver a sentir frío”.

“En cuidados intensivos entendí que la vida es para servir. La vida es para ayudarles a los demás. Hoy estoy de pie para luchar por mi tierra, para sacar este departamento adelante”, añadió Amaya Rodríguez.

El Gobernador se refirió a la paz y reafirmó su deseo de que esta se selle en el Puente de Boyacá.

“Hoy mismo enviaré la carta al presidente de la República, Juan Manuel Santos, y a la delegación de las Farc, para que en el ‘Altar de la Patria’ se firme el acuerdo definitivo”, señaló.

El Gobernador se refirió a la necesidad de darles a conocer a los boyacenses de qué se tratan los acuerdos de paz y lo benéficos que son para nuestro departamento.

“En el punto agrario de los acuerdos, quedó plasmado que toda la propiedad rural que hoy tenga falsa tradición, será legalizada gratuitamente en los próximos años, eso quiere decir que por lo menos 380 mil propietarios de predios de Boyacá podrán tener por fin su escritura, lo que les permitirá vender, comprar, acceder a créditos y a muchas más oportunidades”, agregó.

El Mandatario fue más allá y explicó que los acuerdos contemplan acceso a créditos fáciles para pequeños propietarios, y que en algunos casos, los boyacenses podrán adquirir terrenos subsidiados, los cuales tendrán hasta siete años de inembargabilidad.

De igual manera, dio a conocer que lo acordado en La Habana contempla que en los próximos diez años el Estado saque de la pobreza extrema a los colombianos que la sufren. “En el caso de Boyacá son 120 mil habitantes que tendrán la oportunidad de mejorar su calidad de vida; además, en los próximos años se cerrará la brecha entre los sectores rural y urbano en por lo menos un 50 por ciento. Así quedó contemplado en el documento”.

Señaló que los jóvenes del departamento podrán tener muchas diferencias, pero “en la paz debemos confluir”.

“Vamos a convocar la semana entrante a todos los jóvenes boyacenses para salir a recorrer el departamento y sus veredas y decirle ‘sí’ a la paz”.

Amaya Rodríguez finalizó diciendo que con “la paz gana Boyacá”.

Hacia el mediodía, el mandatario almorzó con los estudiantes de la institución educativa y dio reinicio a sus labores como Gobernador de Boyacá. (Fin).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.

Dejar un Comentario

Follow by Email