Concluyeron 24 proyectos de las convocatorias Boyacá BIO de investigación, desarrollo e innovación

Así serán los eventos de socialización de resultados.

‘Las aves como prestadoras de servicios ecosistémicos y su beneficio a comunidades rurales del Valle de Tenza: una oportunidad de reconocimiento y puesta en valor del patrimonio natural’, es el nombre del proyecto que lidera la agenda de eventos de socialización de resultados de las Convocatorias Boyacá BIO de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I).

Aquella cita, 1 de 24, es el viernes 9 de julio próximo a las 10:00 a.m. en la página de Facebook de la Secretaría de Planeación del Departamento.

El proyecto estudió los roles como polinizadoras y dispersoras de semillas, de más de 100 especies de aves presentes en cafetales de Santa María, Macanal, Pachavita y La Capilla, que serán detallados por parte de investigadoras e investigadores integrantes del Grupo Ecología de Organismos de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

Así mismo, habitantes del Valle de Tenza compartirán saberes, experiencias y percepciones sobre la caracterización de aves realizada junto al equipo líder de esta iniciativa de investigación y desarrollo.

Las convocatorias 1. Investigación y Desarrollo, y 2. Innovación, cuentan cada una con 12 proyectos, para un total de 24, ejecutados por cuatro universidades públicas y privadas. El apoyo de alianzas regionales, nacionales e internacionales fue crucial para alcanzar los objetivos.

“Con nuestro ecosistema Boyacá BIO, adelantamos dos convocatorias. La primera, Investigación y Desarrollo, se enfocó en las temáticas: variabilidad climática, conservación de ecosistemas estratégicos, y usos sostenibles de la biodiversidad. Y la segunda, Innovación, centró su atención en especies nativas en sistemas de producción sostenible, y en derivados de la biodiversidad con aplicación en mercados verdes. Los resultados son maravillosos. (…) Hoy la ciencia es un factor de desarrollo para el Departamento”, aseguró Lina Parra Cruz, directora de Seguimiento y Planeación Territorial en la Secretaría de Planeación.

Desde julio y hasta diciembre, avanzará el cronograma de resultados de las 24 iniciativas mencionadas aquí. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos, Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo)

El Centro de Ciencia de Boyacá continúa definiendo su identidad

Foto: Deisy Rodríguez

Aportes están siendo registrados a través de un sencillo cuestionario.

Universidad Nacional, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, y Secretaría de Planeación siguen adelante con la iniciativa que transformará el Jardín Botánico de Tunja en el Centro de Ciencia de Boyacá.

Mientras el proyecto avanza en Fase II, su ruta de Gestión (tercera de tres) empezará la planeación estratégica desde donde serán tomadas decisiones fundamentadas en la construcción colectiva y las expectativas de diferentes grupos sociales.

La participación ha sido una constante durante la ejecución del proyecto de Centro de Ciencia, que tiene el 2019 como año de inicio. Acercar el conocimiento científico a la población boyacense es una prioridad.

Por eso, academia y gobierno invitan a responder un sencillo cuestionario que busca recoger información de diversas personas, frente a la misión, la visión y los valores de la iniciativa.

Este es el enlace de las preguntas https://forms.gle/xhEidbPEaNpZ6yMF7 habilitado hasta el próximo lunes 5 de julio.

“Después de la suspensión del proceso, acordada por las partes debido a las restricciones de la pandemia, reiniciamos con toda la energía, la fuerza y el optimismo; continuamos el diseño arquitectónico, contratamos museografía y estamos consolidando estudios técnicos, de suelos, de ingeniería y diseños estructurales. (…) podemos decir que el proyecto se aboca a su etapa final”, indicó Alberto Pianeta, profesor en la Universidad Nacional, arquitecto y director del proyecto.

Las fases del proyecto del Centro de Ciencia de Boyacá 

I. Ruta Ascti o Apropiación Social de la Ciencia, Tecnología e Innovación.

Culminó luego de acopiar valiosos aportes de comunidades de más de 20 municipios mediante talleres de co-creación. Además, confluyeron a través de convocatoria, ideas sobre cómo se verá y qué mensajes comunicará.

II. Diseños físicos.

Empezó en diciembre de 2019. Aquí son abordados aspectos de arquitectura, diseños paisajísticos, de interiores, urbano, industrial y gráfico. Incluye tres rutas: 1. Apropiación social de la Ciencia, Tecnología e Innovación, 2. Diseños físicos, y 3. Gestión.

III. Gestión.

Definirá temas jurídicos, financieros y gerenciales.

Pianeta asegura frente a la ruta de gestión mencionada, que se trata de un elemento particular “porque no es exactamente diseños arquitectónicos como generalmente se entiende. Esta ruta se va a encargar de las finanzas, sostenibilidad, seguridad industrial y normatividad del Centro de Ciencia:”. Aquí cuentan de nuevo las voces ciudadanas.

El proyecto enmarcado en la estrategia de desarrollo sostenible ‘Boyacá BIO’. pretende ser un espacio abierto que reúna saberes tradicionales y conocimiento científico, para motivar acciones por la protección de la riqueza natural del Departamento. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos, Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo)

Follow by Email