La estrategia de senderos que invita a visitar el Territorio Bicentenario.

IMG-20180207-WA0022

‘Camina por Boyacá’ es otro proyecto que avanza, dentro del Contrato Boyacá Bicentenario

Tunja, 1 de junio de 2018. El país y el resto del mundo reconocen al Departamento como ejemplo en la implentación de programas de desarrollo verde, gracias a Boyacá BIO.

Los estudios y la valoración de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos adelantados en la actualidad, o Expediciones BIO, constituyen un proyecto que avanza dentro de Boyacá BIO. Lo mismo sucede con las convocatorias Investigación + Desarrollo e Innovación, centradas en el análisis científica para la protección y el uso sostenible de la riqueza biológica que albergan las 688 000 ha de páramo, los 1230 humedales y las 10 cuencas hidrográficas del territorio que conmemorará en 2019, 200 años de la conquista de La Independencia.

Precisamente Boyacá BIO, permitió durante 2016 y 2017, y luego la Mesa Departamental de Ecoturismo, la identificación del potencial ecoturístico de distintos lugares, igual que sus senderos, aquellos pequeños caminos que permiten recorrer con mayor facilidad y seguridad un área natural determinada, mientras conducen a visitantes a sitios de interés, en forma controlada para evitar impactos negativos.

En ese espacio los senderos fueron abordados y seleccionados, según nivel de avance en adecuación del terreno, estudios de capacidad de carga e inventario de atractivos naturales.

A propósito del Año del Agua y el Ambiente y de la importancia que ha otorgado desde siempre el gobierno Carlos Amaya a este sector, la significativa inversión denominada Contrato Boyacá Bicentenario, no podía dejar de contar entre sus componentes, con uno ambiental; de allí la existencia de Biodiversidad y Agua, que incluye ‘Camina por Boyacá’.

Con esta nueva estrategia en la que también trabajan las direcciones de Turismo y Medio Ambiente, Parques Nacionales y Región Central (RAPE), buscan “promocionar y dinamizar las potencialidades turísticas culturales y naturales del Departamento, a través del senderismo como una alternativa de bienestar y desarrollo de las comunidades locales”, declara el Asesor para el Bicentenario, Herman Amaya Téllez.

‘Camina por Boyacá’ ya priorizó los senderos: Serranía El Peligro en Moniquirá; Laguna Grande, Laguna El Cazadero y Laguna Negra en Belén; Santuario de Flora y Fauna en Iguaque; Ritakuwa en Güicán de la Sierra; Lagunilla y La Esperanza en El Cocuy; Páramo de Sincunsí en Monguí; La Zarza en Duitama; Páramo de Ocetá, en Mongua y Páramo de Mamapacha, Cristales y Castillejo en Garagoa.

“Esperamos a partir de este proyecto, adecuar los senderos identificados y priorizados para dinamizar la economía de las comunidades locales que puedan verse beneficiadas, y así generar sostenibilidad en los municipios. De esta manera nos preparando para la conmemoración del Bicentenario y la llegada de miles de turistas, el próximo año”, señaló María Inés Álvarez Burgos, Secretaria de Cultura y Turismo de Boyacá.

Por ahora los equipos recogen información sobre las distintas especies que habitan en cada uno de estos ecosistemas, sus características geográficas y climáticas, y los rasgos culturales de sus comunidades.

El siguiente paso será la señalización orientativa, de rutas y tiempos de recorrido, zonas de descanso, de hidratación, de avistamiento de aves entre otras especies animales y vegetales, y puntos para la contemplación de atractivos como lagunas, bosques o miradores.

“El Año del Agua y el Ambiente tiene que ver con la conservación natural, pero también con recordar la importancia de caminar por las montañas boyacenses y respirar aire puro; con entender qué es estar vivos, rodeados de ecosistemas únicos y generosos, que nos generan bienestar y salud”, agrega el Asesor”. (Fin / Deisy Rodríguez y Christian Herrera).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo.

Gobernación de Boyacá.

Dejar un Comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On Google Plus