Provincias boyacenses avanzan a través de obras de infraestructura vial.

_MG_4177_1

Estas son algunas vías prioritarias que integran el Contrato Boyacá Bicentenario.

Tunja, 24 de abril de 2018. Conectividad vial, una las líneas estratégicas de la inversión que se ocupa de superar de desigualdad social en varias provincias olvidadas durante décadas, contempla un grupo de proyectos que, en palabras del gobernador Carlos Amaya, “significan esperanza y oportunidades para seguir soñando con los esperados días prósperos que ya están llegando”.

La administración Amaya Rodríguez sembró semillas de desarrollo que ahora crecen, buscando, por ejemplo, que habitantes de Labranzagrande, Pajarito, Paya y Pisba, recojan frutos en forma de bienestar generado por el impacto de vías que integran municipios y regiones, fortalecen corredores comerciales y consolidan una red de transporte articulada y eficiente.
Para que avance el Territorio Bicentenario, estas obras de infraestructura vial reducirán costos de transporte de los competitivos productos del campo boyacense, mientras impulsarán el crecimiento del sector rural, y facilitarán el acceso de familias campesinas, a la educación y la salud.
En ejecución, por $ 90 444 millones, están los proyectos para las vías: Puente Camacho – Las Juntas; Duitama, Carrera 20 y Avenida Circunvalar; Paipa – Lago Sochagota; y Salitre – Somondoco.
Por otra parte, en etapa precontractual, por $ 214 833 millones, se encuentran: Tasco – Socha (Santa Teresa); Socha (Alto del Sagra) – Socotá; Tunja – Chivatá; Mongua – Monguí – Gámeza; Paipa – Palermo y vías urbanas; Tenza – El Crucero; Vado hondo – Labranzagrande; Pajarito; Úmbita – Turmequé; Sutarmachán – Villa de Leyva, y vías urbanas para Garagoa.
Finalmente, los proyectos viabilizados, por $ 86 154 millones, son: puentes del Bicentenario; Villa de Leyva – Santa Sofía – Moniquirá; Buenavista – Cantino; intercambiador vial Sogamoso – Nobsa; El Tunel – Llano de Alarcón – Cuitiva; Paya; Pisba; vías rurales para Labranzagrande; y la atención de puntos críticos como Puente Latas – El Espino; Sogamoso – Tasco; y el anillo vial del Lago de Tota.
Además de Conectividad vial, el Contrato Boyacá Bicentenario está constituido por las líneas Espacio público y equipamientos, Biodiversidad y agua, Desarrollo humano, Desarrollo productivo, e Histórico cultural. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo.

Gobernación de Boyacá.

Dejar un Comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On Google Plus