Gobierno cumple a comunidades del norte del Departamento.

IMG_-1u5fp7

Fue socializada propuesta de términos de referencia para el Estudio de Impacto Ambiental en la Sierra Nevada de El Cocuy y Güicán de la Sierra.

Tunja, 20 de diciembre de 2017. A partir de la presentación de este documento solicítado en la Mesa Nacional Intercultural, por parte del Pueblo U’wa y comunidades campesinas que rodean aquel ecosistema de páramo y nieves perpetuas, gobierno nacional y departamental avanzan en el cumplimiento de acuerdos hacia la solución del conocido conflicto en el Parque Nacional Natural El Cocuy.

Por eso en Güicán de la Sierra en compañía de representantes U’wa de Arauca, Casanare, Santander, Norte de Santander y Boyacá, entre otros habitantes y autoridades de la zona, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Parques Nacionales Naturales y Gobernación de Boyacá, (estuvieron el Departamento Administrativo de Planeación y la Asesoría para el Contrato Boyacá Bicentenario) expusieron metodología y proyección del Estudio que identificará y cuantificará impactos asociados a actividades ecoturísticas y agropecuarias en aquel ecosistema.
El Estudio también buscará generar información para mejorar el Plan de Uso Público elaborado en años anteriores, fortalecer la propuesta de Plan de Manejo para el Área Protegida, así como la toma de decisiones que permitan a las instituciones ordenar el territorio y reglamentar su uso.
Pretende de igual forma que, comunidades, prestadores de servicios ecoturísticos, turistas, deportistas y entidades territoriales, participen en la elaboración.
Para ser realizado, el Estudio cuenta con $ 2000 millones; $ 1500 son aportes del Gobierno de Boyacá y $ 500 de Parques Nacionales Naturales. La primera fase de ejecución empieza en enero de 2018.
De esta manera y gracias a la construcción colectiva de territorio a través del diálogo, gobierno responde a reclamos que iniciaron en febrero de 2016 ocasionado el cierre de Parque y toda entrada a la Sierra o Zizuma.
Las principales preocupaciones del Pueblo U’wa y de familias campesinas, tienen que ver con el deterioro del ecosistema de páramo y glaciar, según su percepción “debido a las actividades turísticas allí desarrolladas”. Aseguran que esto ha propiciado la contaminación del fuentes hídricas y la pérdida de cobertura vegetal.
Carlos Amaya Rodríguez, gobernador de Boyacá, reitera la interacción de hallar por medio del diálogo social, alternativas que equilibren sostenibilidad ambiental, uso consciente de recursos y servicios que provee la naturaleza, y desarrollo. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.

Dejar un Comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On Google Plus